En Pumas no le tienen miedo al Diablo

Juan Dinenno, delantero de los Pumas, expresó su confianza de que los universitarios pueden imponerse al Toluca este domingo, cuando disputen la reclasificación en partido único, a celebrarse en el Estadio Nemesio Diez.

“Creo que llegamos en un muy buen momento. Hemos levantado el nivel, tanto individual como colectivamente, desde hace bastante tiempo. Es un partido para materializar esto que estoy diciendo. Hay que demostrar el buen momento el domingo”, indicó.

“El tema de ser favoritos se lo dejo a la prensa. Dentro de la cancha, siempre nos sentimos con la posibilidad de ganar y que tenemos con qué, siempre y cuando demostremos la mejor versión de nosotros. Creo y estoy convencido de que podemos ganar”, enfatizó.

Descartó que la mala racha con la que llegan los toluqueños a este encuentro (ocho partidos sin ganar) pueda ser determinante: “No creo que sea un condicionante para el domingo. Es una final y ambos estamos con las capacidades y motivaciones para poder ganar el partido. No veo que las dinámicas de los equipos vayan a inferir en el resultado”.

Resaltó la inercia positiva de la escuadra en la etapa final del torneo: “(Contra Santos) Fue un partido desafortunado en cuanto a nuestra eficacia hacia la portería rival. Lo que habíamos hecho en partidos anteriores y lo que hicimos con Cruz Azul fue bueno. Nuestro objetivo es poder repetirlo contra Toluca, siendo eficaces y determinantes a la hora de defender, para no sufrir goles del rival, que ataca muy bien. Para ambos equipos es una final, es un partido único, donde hay muchísimo en juego. Va a ser un partido cerrado, que lo van a definir los detalles y la buena ejecución de las opciones”.

En ese sentido, explicó que pudieron recomponer el camino en la campaña gracias a que “es esencial la parte mental en el futbol y en el deporte de alta competencia. Sufrimos momentos muy malos. Uno pensaba que hacía las cosas bien y ni así podíamos ganar, se nos complicaba y, obviamente, la cabeza se empieza a preocupar. Pero hubo tranquilidad del equipo y del cuerpo técnico al demostrarnos que había cosas positivas para tratar de potenciarlas y mejorar las negativas. Lo logramos basándonos en la fortaleza mental y la confianza de que podíamos demostrar en el resultado que éramos superiores al rival”.

“Estuvimos siempre fuera de la reclasificación hasta el último partido. Eso liberó un poco de tensión. Fueron unos días que pudimos disfrutar y ya luego pensar en el partido que viene, que para nosotros es el más importante del año”, añadió.

Por último, habló del papel que ha desempeñado en el conjunto: “Siempre intento dar lo mejor desde mi lugar en el campo de juego y en el rol que me toque, dependiendo de la situación del partido y del rival. Además de convertir goles, he dado el pase para que un compañero convierta y soy el más feliz en ese sentido porque colaboro a la ofensiva del equipo. Me siento bien, en un momento personal muy bueno y con margen para mejorar”.