Desde el 2019 #JMCarreraL se le informó de las irregularidades del #HospitalCentral: Ciudadanos Observando

San Luis Potosí, SLP.- Desdé el 2019 se le informó al mandatario estatal de San Luis Potosí Juan Manuel Carreras de las irregularidades registradas en el Hospital Central en la adquisición de medicamentos, se le mostraron claras evidencias del uso de empresas fantasmas que aparecían facturando millones de pesos, donde varias recibieron fuertes pagos por la supuesta venta de medicamento oncológico, además se le detalló que se habían detectado lotes de medicamento para el cáncer de mama facturados en el Hospital Central “Ignacio Morones Prieto” que aparecían en la alerta sanitaria de la COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), ya que señalaba al producto Herceptim (Traztusumab) como presuntamente falsificado señaló el vocero de Ciudadanos Observando, Lupillo González Covarrubias.

Dio a conocer que una de las razones sociales también fue usada por los exdiputados Mariano Niño, Josefina Salazar y Jorge Díaz Salinas para justificar en el Congreso del Estado compras de material de construcción y despensas.

Afirmó que Juan Manuel Carreras en lugar de ser responsable y tomar acciones contundentes, encubrió estos inhumanos actos y trató de ocultar el grave problema. Nunca hizo absolutamente nada.

Hoy que se ha dado a conocer toda la investigación, después de cientos de obstáculos por medio de los opacos directivos del Hospital Central, se tienen más pruebas contundentes que indican de al menos compras por 12 millones de pesos del medicamento señalado como presuntamente falsificado.

De forma directa, clara y contundente Lupillo González desmintió públicamente lo expresado por Juan Manuel Carreras el pasado viernes 10 de septiembre, donde de forma irresponsable mencionó para minimizar el tema, que se trataba de “unos medicamentos caducados” y que en su momento cuando fueron aplicados no se tuvo ningún problema.

Dio a conocer que entre los medicamentos detectados por la COFEPRIS después de la denuncia de Laboratorios Roché, claramente indican que se trata de medicamentos para el cáncer presuntamente falsificados y no caducados (que son cosas muy diferentes). Son 5 lotes ( N7101B03 B3018, N7086B02 B3016, N3818B02 B3048, N3834B01 B3053 y N3839B01 B3055), que aparecen facturados en fuertes cantidades en el Hospital Central “Ignacio Morones Prieto”.

 Se presume que son al menos 590 frascos y que se pudieron suministrar a mujeres con tratamiento para el cáncer de mama entre 2017 y 2019.

Con esas irresponsables declaraciones, Juan Manuel Carreras muestra una vez más su completo encubrimiento a los presuntos responsables de este terrible acto de corrupción y atentado a la salud, su omisión y protección lo convierte en cómplice.

Conminamos a todas las mujeres que recibieron un tratamiento para el cáncer de mama entre 2017 y 2019 en el Hospital Central, que tienen el derecho de poner denuncias penales en la Fiscalía General del Estado y en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, donde pueden incluso solicitar la reparación del daño provocado a su salud por recibir medicamentos presuntamente falsificados.

Se concluye que, durante este sexenio, existió un deficiente control sobre las compras de medicamento que realizó el Hospital Central “Ignacio Morones Prieto”, por cierto, todas realizadas bajo adjudicación directa de su director Francisco Alcocer y ejecutadas por Héctor Francisco Aguilar Martell, Director Administrativo. El uso de empresas fantasmas fue una constante durante el sexenio de Juan Manuel Carreras y en el sector salud se detectaron los casos más alarmantes, porque aparecen ligadas a medicamentos contra el cáncer que se presume fueron falsificados.