Emite Salud recomendaciones para el cuidado dental  

San Luis Potosí, SLP.- Con la finalidad de evitar enfermedades bucales, los Servicios de Salud en el Estado ofrecen atención pública en los diferentes Centros de Salud en las cuatro zonas del estado, adicional a recomendaciones que incluyen: cepillado de dientes como mínimo 3 veces al día, usar enjuage bucal e hilo dental para aquellas zonas en las que el cepillado no llega, así como acudir al odontólogo por lo menos cada 6 meses.

A través de la Coordinación Estatal de Salud Bucal, los Servicios de Salud aconsejan llevar a cabo un buen cepillado para reducir todos los residuos que deja la alimentación; además aumentar la frecuencia de la limpieza y hacerlo también tras haber fumado.

Además, recomienda acudir al odontólogo cada seis meses para realizar una limpieza dental, procedimiento que permite incluso detectar con tiempo las enfermedades periodontales o la periodontitis.

La limpieza dental (profilaxis dental), es un tratamiento que tiene como finalidad prevenir enfermedades bucales, tales como: caries, gingivitis y periodontitis; identificar y eliminar sustancias indeseables en las superficies dentales y evita el mal aliento, desinflama las encías y dejan de sangrar.

De igual forma, la lengua también tiene que ser objetivo del cepillado ya que es una zona muy afectada por el consumo del tabaco, por eso se produce una pérdida del sentido del gusto.

La halitosis, conocido como un mal aliento, aparece por los componentes nocivos que posee el tabaco y que generan mal olor y/o acentúa la que ya se padecía; el olor a tabaco potencia la sequedad e irritación de las mucosas de la boca y de las vías respiratorias, por lo que no existe una correcta oxigenación y se produce el mal aliento.

Otro factor, es la falta de una higiene dental que desencadena el aumento del riesgo de sufrir periodontitis y puede provocar la pérdida de dientes; el consumo del tabaco no sólo provoca tres veces más riesgo de sufrir periodontitis y de que ésta progrese más rápidamente, sino que se suele retrasar mucho más el diagnóstico; esto es debido a que el tabaco es un vasoconstrictor (reduce el riego sanguíneo de las encías) lo que provoca un aspecto más pálido y menos inflamadas de lo que realmente están.

La limpieza dental ayuda a desinflamar la encía, evita el mal olor y la formación de caries; en pacientes fumadores ayuda a la eliminación de la formación de manchas causadas por el humo, combate la inflamación causada por las substancias fumadas y el calor que produce la brasa del cigarro.

Finalmente, los Servicios de Salud en el Estado hacen un llamado a la población a acudir con más regularidad a la clínica dental para poder llevar un mejor seguimiento de su salud bucal y hacer limpiezas bucodentales más a menudo; además de emitir consejos para  pacientes fumadores.