#SS da recomendaciones para los mejores cuidados maternos

Hospital del Niño y la Mujer ha atendido 1 mil 917 partos en el primer cuatrimestre de 2021.

Estimular al recién nacido ayudará en su desarrollo.

San Luis Potosí, SLP. – El Hospital del Niño y la Mujer ha atendido 1 mil 917 partos de enero a abril del presente año, informaron los Servicios de Salud, al emitir algunos consejos para apoyar a las madres primerizas en el cuidado del recién nacido.

Para una buena evolución del recién nacido, son primordiales los cuidados maternos ya que ayudarán a que su hijo o hija crezca sano y tenga un adecuado desarrollo, ya que durante las primeras etapas de la vida influirá de manera importante sobre los años posteriores del niño o niña.

Algunas recomendaciones para el cuidado básico del recién nacido son: alimentación al seno materno, exclusivo durante 6 meses y posteriormente se puede prolongar hasta los 2 años de edad; en lo que refiere al cuidado del cordón umbilical y su ombligo, sobre todo cuando se lleve a cabo el desprendimiento (muñón umbilical), es fundamental el aseo con agua y jabón, además se puede aplicar Merthiolate blanco y se debe vigilar que no tenga sangrados.

Un hábito diario que debe tener el recién nacido es el baño, para evitar rozaduras en su piel y sentirse relajado, y se aconseja tener mucho cuidado al sujetar al bebé; otra sugerencia para su cuidado es evitar el uso de biberones o chupones y no ofrecer té o agua, recuerden que solo consumen leche materna y posterior a los 6 meses se complementa con los alimentos que aconseje su pediatra.

Llevar adecuadamente su cartilla de vacunación cada vez que acuda a la unidad médica; acudir a su centro de salud para el seguimiento de niño o niña sana o de alguna enfermedad que se haya detectado; además de realizar el tamiz auditivo y el tamiz neonatal y preguntar al personal del centro de salud por ejercicios de estimulación temprana.

Otros consejos que emiten autoridades de salud hacia los recién nacidos, es vigilar que se encuentre bien hidratado, que orine suficiente, mucosas bien hidratadas, y la fontanela (mollera) que no esté deprimida.

Asimismo, acudir a urgencias en caso de que el o la recién nacida presente coloración amarilla de ojos o la piel; dificultad o problema para respirar (que se hundan las costillas o el pecho al respirar, labios o uñas moradas), vómitos o intolerancia a la comida, estreñimiento o cólicos, diarrea, movimientos anormales o crisis convulsivas, fiebre, irritabilidad sin una causa aparente.

Finalmente, si la madre o familiar cercano tiene síntomas de COVID-19, siempre hacer uso del cubrebocas al manejar al bebé, y de manera frecuente realizar el lavado de manos de la madre, antes y después de darle pecho.