#SS | El 25 de abril se rememora el día mundial del paludismo

En la Estrategia Técnica Mundial contra la malaria este año se trabaja con el lema: “La Eliminación del Paludismo necesita de ti”.

Los síntomas del paludismo son: fiebre, escalofrío, dolor de cabeza, de cuerpo, muscular, náuseas y vómito. Y aparecen a los 7 días después de la picadura del mosquito.

San Luis Potosí, SLP. Al considerar los grandes avances que en materia de la eliminación del paludismo autóctono se han alcanzado en el país y en el estado, se presenta un escenario ideal para reforzar las acciones de prevención y evitar su reintroducción en las áreas donde se ha conseguido su erradicación, informaron los Servicios de Salud en el marco del Día Mundial del Paludismo.

La dependencia detalló que el paludismo o malaria, es una enfermedad causada por parásitos del género Plasmodium que infectan los glóbulos rojos de la sangre o eritrocitos, por lo que puede producir anemia e inflamación del hígado y el bazo. Si la infección no se trata a tiempo, pueden presentarse complicaciones hasta llegar a un cuadro severo, afectar otros órganos y en algunos casos provocar la muerte por lo que un diagnóstico y tratamiento temprano atenúan la incidencia de la enfermedad, reduciendo sus efectos mortales.

Los parásitos se transmiten al ser humano a través de la picadura de mosquitos infectados, sobre todo entre el anochecer y el amanecer, pero no todos los mosquitos pueden transmitir paludismo, solo las hembras del género Anopheles. Los síntomas aparecen a los 7 días o más de la picadura del mosquito transmisor y pueden incluir fiebre, escalofrío, dolor de cabeza, de cuerpo, muscular, náuseas y ocasionalmente vómito.

En el mundo hay más de 400 especies de Anopheles, pero solo 30 de ellas son vectores importantes del paludismo; en el estado de San Luis Potosí se han detectado las especies An. albimanus y An. pseudopunctipennis. La intensidad de la transmisión depende de factores relacionados con el parásito, el vector, el huésped humano y el medio ambiente.

Algo que es muy importante detallar a la población para proteger a su familia y evitar criaderos es lo siguiente: los mosquitos Anopheles hembra ponen sus huevos en el agua por lo que tras eclosionar los huevos, las larvas se desarrollan hasta alcanzar el estado de mosquito adulto.

La Organización Mundial de la Salud recomienda proteger a todas las personas expuestas a contraer la enfermedad mediante medidas eficaces de lucha antivectorial. Para el control efectivo del vector, hay dos métodos de lucha contra los vectores que son eficaces en circunstancias muy diversas: los mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual.

Por ello, cada 25 de abril se conmemora el Día Mundial del Paludismo, instituido por los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2007. Este año se trabaja bajo el lema “La Eliminación del Paludismo necesita de ti”, y es la ocasión para hacer notar la importancia de invertir en la prevención, el control de la enfermedad y en mantener el compromiso político con este objetivo.