#DIFEstatalSLP | Se invirtieron 20 millones de pesos en las nuevas instalaciones de la #PPNNA

San Luis Potosí, SLP. – Con el propósito de proteger el interés superior de niñas, niños y adolescentes, la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PPNNA), llegará a 240 mil servicios brindados en 6 años, entre planes de restitución de derechos, atención a reportes de violencia, adopciones y trámites de registro civil.

La Procuraduría, organismo de DIF Estatal, cuenta con nuevas instalaciones gracias a una inversión de 20 millones de pesos, lo que permite contar con un edificio accesible, con espacios adecuados y dignos, para brindar la atención a los casos que involucran la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

La PPNNA cuenta con áreas de restitución de derechos, jurídica, psicológica, trabajo social, adopciones y familias de acogida, en donde con un equipo multidisciplinario, brinda atención a situaciones para resguardar el bienestar de la niñez y adolescencia.

En lo referente a las adopciones, en los últimos 20 años se tienen registradas 206 adopciones de niñas, niños y adolescentes, de las cuales 76 han sido en esta gestión, lo que significa casi la mitad.

Cabe señalar que, desde el inicio de esta administración, la Presidenta de la Junta Directiva, Lorena Valle Rodríguez, manifestó la importancia de que el trabajo incluyera esfuerzos para promover la adopción en mayor edad. Esta labor tuvo destacados resultados, ya que el 40% de los procesos de adopción dieron la opción a niñas, niños y adolescentes de entre 8 y 16 años de tener una familia. Hay también casos excepcionales de familias que han adoptado niñas y niños con discapacidad.

El trabajo de evaluación de solicitantes se realiza a través del Comité Técnico de Adopciones, en donde con extremo cuidado se revisan y valoran todas las solicitudes. Es preciso señalar que es para tener un proceso claro y definido, durante esta gestión se elaboró el Manual de Adopciones.

Otra labor importante realizada a través de la PPNNA, en coordinación con otras instancias estatales de protección de la niñez y la adolescencia, fueron los recorridos por puntos estratégicos de la ciudad, para desalentar la presencia de niñas, niños y adolescentes en calles y cruceros.