-Ser la primera universidad autónoma del país nos engrandece a toda la comunidad universitaria, Doctor Alejandro Javier Zermeño Guerra, rector de la #UASLP

San Luis Potosí, SLP.- Este domingo 10 de enero, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí celebra su 98 aniversario de autonomía, luego de que la XXVII Legislatura del H. Congreso del Estado promulgó el 10 de enero de 1923, el Decreto 106 en el que se estableció la autonomía de la Universidad de San Luis Potosí, convirtiéndose así en la primera universidad autónoma del país.

Sobre el 98 aniversario de autonomía, el doctor Zermeño Guerra, calificó como un visionario al entonces gobernador del estado, Rafael Nieto, quien con decidió implementar la autonomía al Instituto Científico y Literario, convirtiéndolo en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.
Resaltó que de esa forma se convirtió en la primera universidad autónoma de México, “eso sin duda nos engrandece a toda la comunidad universitaria”.
“También nos dota de capacidades para vincularnos positivamente con la sociedad de la que formamos parte y, no menos importante, constituye un elemento de identidad que convoca a la unidad de las y los universitarios. La autonomía es esencial para el debido funcionamiento de la Universidad”.
De igual manera, el secretario académico de la Institución, maestro Jorge Alberto Pérez González, expresó: “A 98 años de ser decretada la autonomía de la Universidad, hoy en día está más vigente que nunca este concepto de la autonomía, y ahora con esta situación tan crítica por la que estamos pasando, nos ha obligado a tomar muchas decisiones en cuanto a la forma en la que estamos llevando nuestros procesos y la forma de llevar la enseñanza y la formación de nuestros estudiantes”.
Por su parte, el presidente de la Federación Universitaria Potosina (FUP), Óscar Alan Patiño Sanjuanero manifestó: “La autonomía es el valor máximo que tiene nuestra Máxima Casa de Estudios y significa el libre albedrio de los universitarios, y cuando digo universitarios me refiero no solamente a estudiantes, incluye a catedráticos, investigadores, administrativos y personal de intendencia, que hacemos esta gran Casa de Estudios”.

A 98 años de haber sido decretada la autonomía universitaria, el espíritu universitario ha sido alimentado siempre por la libertad de cátedra, la difusión de la cultura y el desarrollo de la investigación. Por lo que el rector, doctor Alejandro Javier Zermeño Guerra agradeció a toda la comunidad sumarse con su desempeño a la defensa de este valor.