Investigadora de la UASLP recomienda realizarce la mastografía mínimo cada dos años


San Luis Potosí, SLP.- En el marco del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, la Facultad de Enfermería y Nutrición (FEN) de la UASLP, a través de la Dra. Carolina Ortega Olvera profesora investigadora, y actual secretaria académica del plantel, dio a conocer que a partir del año 2006, el cáncer de mama representa la primera causa de muerte por neoplasia en las mujeres, por tal motivo hizo un llamado a la detección temprana para disminuir la enfermedad y la mortalidad.

“En México, actualmente hay 14 millones de mujeres entre 40 y 69 años que están en mayor riesgo de presentar el cáncer de mama. Cabe mencionar que gran parte de estos casos se detectan en estadios avanzados, esto implica que el tratamiento tiene que ser más agresivo y los costos elevados, a diferencia de cuando la enfermedad se detecta a tiempo, por ello, es importante lograr una detección oportuna de esta enfermedad para recibir un tratamiento menos agresivo”.

De los datos de la tasa de mortalidad en San Luis Potosí, estos arrojan que, en el año 2018, fue de 14 por cada cien mil mujeres, y la literatura, informa que una de cada 14 mujeres va a desarrollar cáncer de mama en algún momento de la vida por eso es importantes estar al pendiente de la salud de los senos.

Ortega Olvera detalló que el cáncer de mama es una enfermedad que en un inicio no presenta signos y síntomas, sin embargo, puede presentarse en una mujer aparentemente sana, por eso la importancia de la realización de estudios para identificar de manera temprana el padecimiento.

En este tenor, la mastografía permite detectar lesiones de .05 milímetros para identificar cambios en el tejido mamario, “la literatura nos dice que si una mujer es detectada en estadio temprano la probabilidad que sobreviva a diez años es del noventa por ciento; en cambio si una mujer es detectada en estadio avanzado la probabilidad de sobrevivir a 10 años baja al 5 por ciento”.

La investigadora recomendó a las mujeres que, a partir de los 40 años y hasta los 69 acudan a realizar la mastografía, esto cada dos años, como lo indica la Norma, y no olvidar recoger los resultados, esta es la única forma de lograr la disminución de la mortalidad por esta enfermedad. “La mastografía es un estudio rápido, quizá un poco molesto, sin embargo, asegura y permite una vida sana y con más tiempo”.

Finalmente, agradeció el interés de la población en la pasada sesión, “Detección oportuna de Cáncer de Mama”, la que registró gran respuesta y preguntas interesantes de los participantes que advierten de la falta de información en la sociedad. “Hay personas que no tienen la información correcta o completa para lograr una detección oportuna de la enfermedad; es importante continuar con la promoción entre la población femenina”.