Cuestionan la coordinación entre la Policía y Seguridad Privada: Regidor Capitalino

San Luis Potosí, SLP.- “Es una burla que cada vez que se suscita un robo en un complejo habitacional donde hay filtros de seguridad, caseta, cámaras de vigilancia, rondines internos, nadie da una descripción de los atracadores y no se tenga indicio alguno en un vídeo o foto al interior de los fraccionamientos”.

Denunció el regidor capitalino, Christian Azuara, quien exigió a las autoridades fortalecer la coordinación con cuerpos de seguridad de fraccionamientos y complejos residenciales en San Luis Potosí.

Calificó como inaceptable el cuantioso robo en la Loma Club de Golf y precisó que ante la falta de respuesta de la administración del fraccionamiento, “es evidente que la jefatura de seguridad y el personal del lugar también están siendo participes en los robos”, expresó.

El Regidor, lamentó el desinterés de la administración en exigir mejores filtros de seguridad; aludió que así hay paso libre a la delincuencia y a la par, enfatizó en que es responsabilidad de la policía municipal la seguridad de zona poniente, ya que gracias a la falta de coordinación la seguridad del Club, los delitos siguen en aumento.

El Regidor Presidente de la Comisión Permanente de Policía Preventiva, Vialidad y Transporte, remarcó que es indignante que los residentes paguen un mantenimiento para que la vigilancia interna no de resultado, situación que provoca desconfianza y confirmaría la complicidad de la administración del Club, jefe de seguridad y su personal.

Enfatizó que la autoridad no puede ser omisa ante los robos a casa habitación que van en aumento, por lo que pidió reforzar el contacto con juntas de administración para atender sus demandas.

El edil capitalino dijo que si bien las victimas presentan denuncia del robo, es complicado la conformación de una carpeta de investigación porque poco aportan los sistemas de vigilancia internos y la nula participación de la policía como primer respondiente.

Apuntó que ninguna zona de la capital esta exenta de esta situación, al norte de la ciudad la ubicación aislada de nuevos cotos es un referente para maleantes, en la de Pozos se tiene que reforzar la seguridad, mientras que en el poniente es preocupante el incremento de robos.