Prueba Tamíz oportunidad para atender padecimientos congénitos

San Luis Potosí, SLP.- El tamíz es una de las pruebas más efectivas en la detección de enfermedades metabólicas congénitas, es decir, la deficiencia parcial o total en la persona, de una sustancia llamada enzima, la cual permite cortar los nutrientes para poder ser utilizados por el cuerpo. Consiste en una muestra de sangre que se toma del talón de los recién nacidos entre el tercer y quinto día de vida, comentó el jefe de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, Francisco Ortíz Nesme.

Esta prueba brinda la oportunidad al bebé de iniciar tratamiento a los 30 días de nacido en caso de que se confirme algún padecimiento, con la oportunidad de contrarrestar o sanar el padecimiento antes de que se presenten los sintomas.

Agregó que en la delegación San Luis Potosí, se hacen aproximadamente 8500 tamizajes en niños recién nacidos por año.

Algunas de las enfermedades que se pueden detectar con esta prueba son: Hipotiroidismo congénito (HC), Hiperplasia suprarrenal congénita (HSC), Fenilcetunoria (FCU), Deficiencia de biotinidasa (DB), Galactosemia Clásica (GC), Artresia de vías biliares (AVB).

Finalmente, Ortíz Nesme, mencionó que la realización de esta prueba permite salvar la vida de un bebé y garantizarle una mejor calidad de vida con los tratamientos médicos adecuados de acuerdo a la enfermedad congénita detectada a tiempo, concluyó.