En materia de feminicidios todos opinan y nada solucionan; en 2017 hubo 40 casos

Instituciones se echan la pelotita en tema de feminicidios; en 2017 se registraron 40 casos en SLP

San Luis Potosí, SLP.- Mientras que la Fiscalía General del Estado asegura estar trabajando en el tema de la alerta de género, el Congreso del Estado culpa al secretario general de gobierno Alejandro Leal Tovías de que no haya avance en el tema y la titular del Instituto de las Mujeres, Erika Velázquez culpa a su vez al Congreso de no sacar adelante el paquete de reformas presentadas por el Ejecutivo en materia desde finales de 2016.

Si bien la Fiscalía no reconoce que haya incremento en el número de feminicidios desde que se decretó la alerta para seis municipios de San Luis Potosí en junio de 2017, el estado cerró el año con 40 casos, además de los dos casos de feminicidio que se han registrado en lo que va de enero de este 2018.

“Yo no culparía a Erika, ella no es la responsable, el responsable en el tema de la alerta de género es el secretario general de Gobierno, es el presidente del CEPACEV, es el encargado de la seguridad interna en el estado y ella sólo es secretaria técnica del consejo”, señaló la diputada Josefina Salazar, integrante de la comisión de Derechos Humanos del Congreso.

La legisladora dijo que pese a que se nombró a un nuevo Secretario de Seguridad, esta responsabilidad de garantizar la seguridad a las mujeres y a los ciudadanos no sólo es del nuevo titular, sino de todo el sistema, por lo que dijo esperar mejores resultados.

Salazar Baez aseguró que han hecho lo propio en el tema legislativo, impulsando iniciativas para el fortalecimiento de las instituciones sin ser tomados en cuenta, en tanto la titular del IMES también asegura que se ha trabajado con campañas y capacitación para acabar con el sistema machista que se vive en San Luis Potosí.

“La violencia de género no tiene nada más que ver con el número de feminicidios que se presenten, sino para trabajar y prevenir todas las violencias que son la violencia sexual, violencia económica y laboral, que pueden llevar a la violencia feminicida”, agregó Velázquez.