Urgente en el sector educativo formar orientadores en habilidades del liderazgo transformacional: especialista


San Luis Potosí, SLP.- Con la conferencia “Nuevos retos en la educación para el desarrollo integral de futuros profesionistas”, el Mtro. Oscar Moreno Hoyos, director regional de formación para Latinoamérica por la Fundación Wadhwani, participó en las actividades del Foro Internacional de Acompañamiento Estudiantil, celebrado en el Centro Cultural Universitario Bicentenario (CC200).

El consultor de la Fundación Wadhwani, con presencia en 25 países, señaló como urgente en el sector educativo formar orientadores en habilidades del liderazgo transformacional. Explicó que son habilidades donde los orientadores, mentores, acompañantes deben tener la destreza de identificar comportamientos que no están alineados con el mejor desempeño que se espera en los estudiantes.

Estos orientadores deben ser sensibles identificando cuales son las creencias, emociones que están detrás, de ahí recalcar la gran importancia que se merecen estos temas para la formación integral de los orientadores en la actualidad.

Afirmó que las nuevas generaciones de orientadores deben entender que las habilidades blandas y todas las creencias son las que determinarán sus comportamientos. “Deben comprender las nuevas generaciones, como la Z, el tema del empoderamiento, cómo ofrecer escenarios ideales y dar herramientas para que entre ellos aprendan a explorarse y desarrollar todo su potencial”.

Moreno Hoyos, recordó que el orientador tradicional era la persona encargada de alguna cuestión patológica, ahora se está enfocando diferente, ya no es el orientador y las ovejas negras, sino el orientador como acompañante a todos los estudiantes que quieran desarrollar su potencial.

Reiteró que uno de los mayores problemas es no entender las razones y motivaciones de los estudiantes, de las nuevas generaciones, no tener de pronto esas herramientas que los llevan al empoderamiento y al no hacer eso el estudiante siempre va a ver el sistema de orientación tradicional como el típico castigo.

“Tiene que cambiar el paradigma a uno positivo, a desarrollo no a reparación. Los participantes de este evento deben ser sensibles sobre las habilidades que debe tener un mentor y herramientas que pueden llegar a utilizar para tener impacto ante los estudiantes”.